Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 
 
Es necesario adaptar los distintos recursos teóricos y técnicos de los que se dispone a las necesidades de una familia, y no adecuar a la familia al único  recurso teórico del cual se dispone.

De esta manera se integran distintos elementos psicoanalíticos, gestálticos, psicodramáticos, sistémicos y cognitivo-conductuales.
Si bien estas teorías son epistemológicamente diferentes un mismo terapeuta puede utilizarlas, y le serán de gran ayuda cuando conoce bien a cada uno en particular y sabe discriminarlas entre si. Reunirlas armónicamente y hacer una Integración, donde el resultado es algo nuevo y distinto a los elementos que lo componen. A partir de esta integración el terapeuta es y deja de ser, al mismo tiempo, gestáltico, psicoanalítico, psicodramático y sistémico y pasa a ser un artista para quien estas escuelas son los hilos invisibles con los cuales teje su trama su propia escuela de "Técnicas Integradas en Terapia Familiar".

A esto hay que agregarle su buen gusto de artista y su calidez de terapeuta, buscando siempre la manera mas adecuada para encontrarse con la familia, ya sea por medio de la interpretación, de un objeto intermediario, de un chiste, de una anécdota personal, de una metáfora o por medio del contacto corporal. Esto le permite un mayor acercamiento y la necesaria integración familia-terapeuta para poder trabajar juntos.

En un enfoque de abordaje múltiple integramos también el nivel psiconeurobiológico.

No se trata solamente de integrar recursos terapéuticos, sino también de trabajar para integrar a las familias en riesgo de o en proceso ya de desintegración.
 
 

Los notables avances que se registran en el campo de la "neurociencia" gracias a la incorporación de tecnologías de avanzada, permitieron que en ocasión de una conferencia del Prof. Dr. Lewis Judd, en aquel entonces "Presidente del Colegio Internacional de neuropsicofarmacología", acerca de la "Década del cerebro" (1990-2000), dijera las siguientes palabras que no requieren mayores explicaciones para comprender lo que estamos enunciando:

"En 10 años se descubrió el 90% de todo lo que conocemos sobre el cerebro, tomando como parámetro de comparación la historia de la humanidad".

En "Brain Center" la fármaco-terapéutica ocupa un lugar central entre las "terapéuticas de abordaje múltiple" que llevamos a cabo desde 1968.

Con estas palabras intentamos transmitir que nuestra ideología de trabajo es integralista, coherentes con los conocimientos que contamos actualmente acerca de las complejidades de las problemáticas de la psicopatológia del hombre actual.

Tratamientos de Abordaje múltiple.

A partir de 1968 comenzamos a trabajar con equipos interdisciplinarios, planificando "terapias de abordaje múltiples" de acuerdo a las necesidades de cada caso; o en otras palabras jerarquizamos lo que actualmente se comienza a denominar: "tratamientos personalizados".

Vale remarcar que desde el año 2000 sabemos fehacientemente que cada ser humano es genéticamente diferente a todos los demás, conocimiento que respalda científicamente al criterio de "los tratamientos a medida".

Por estas razones es que privilegiamos "el proceso diagnóstico", recurriendo a estudios auxiliares de todo tipo en los casos en los cuales el criterio clínico indique esta necesidad; y/o a interconsultas con reconocidos especialistas del campo de la medicina.

Los casos de patologías severas que muchas veces coexisten con otras enfermedades médicas exigen tratamientos simultáneos, abordados por equipos interdisciplinarios trabajando en común.

Este tipo de tratamientos los llevamos a cabo ambulatoriamente o en internación ya sea en instituciones psiquiátricas como de otras especialidades; y cuando la evaluación del caso así lo aconseja, recurrimos a las internaciones domiciliarias.

 
 
Conjuntamente con el abordaje psicofármacológico y la psicoterapia familiar, constituyen la piedra angular de nuestro tratamiento "multidisciplinario, de abordaje múltiple".

La psicoterapia individual puede estar encuadrada dentro de diferentes marcos teóricos, dependiendo la indicación de tipo de padecimiento de nuestros pacientes o de las particulares circunstancias vitales por las cuales aquellos se encuentran transitando.

Definiendo el tipo de tratamiento administrado, como  "ropa hecha a medida" para cada paciente y su problemática.

La psicoterapia individual sea de orientación psicodinámica, cognitiva-comportamental, interaccional, de apoyo, etc. se caracterizan por estar enmarcadas dentro del concepto de psicoterapias breves, en cuanto a que trabajamos con un objetivo puntual y definido, un número limitado y programado de sesiones y un corto periodo de tiempo de tratamiento total, y una actitud activa y motivada de parte del terapeuta, lo cual se adecua primero a las necesidades de nuestros pacientes, que generalmente concurren desgastados luego de haber atravesado otras terapias prolongadas y poco efectivas, y segundo con los tiempos que corren, en cuanto a lo oneroso que aquellos tratamientos prolongados terminan resultando.

Nuestro estilo de abordaje también se sostiene en concepto de la psicología positiva, buscando rescatar todos los aspectos  sanos y constructivos de la personalidad de nuestros pacientes.

 

 
 
  • Destinada a encontrar el equilibrio entre la salud física y mental.
     
  • Las conductas individuales están enfocadas en desordenes en el área de la alimentación con el objetivo de modificar la conducta, mejorar y fortalecer la autoestima, combinadas opcionalmente con trabajo corporal a través de distintas técnicas de yoga y pilates, trabajando el control de uno mismo y el fortalecimiento de la voluntad.
     
  • Desde hace muchos años la Prof. Silvia Berstein, a cargo del área, trabaja integrando el abordaje de los trastornos de la alimentación y obesidad con el trabajo corporal, utilizando distintas técnicas de yoga, danza clásica y moderna, con técnicas de control sobre la conducta.
     
  • La actividad física está orientada a poder ver en cada persona el desórden físico y emocional, conciente y/o inconciente que lo obstaculiza, y por ende lo debilita, le baja la autoestima y le quita potencialidad y rendimiento práctico.
     
  • A esto se agrega el método pilates. El trabajo se focaliza en el control del cuerpo-mente y por ende en el fortaleciendo de la voluntad, la modificación de la conducta y el desarrollo de la autoestima. Todo esto se trabaja en forma individual y/o grupal.
     
  • Al controlar las dificultades individuales cada uno funciona como espejo en el cual los integrantes se ven reflejados. Al trabajar con un objetivo en común se fortalecen las debilidades de cada uno. A través del fenómeno de resonancia, se produce la identificación de unos con otros. Utilizando música, aparecen las dificultades en la escucha y en el movimiento, y a partir de esas dificultades se trabaja para corregirlas.
     
  • Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el ejercicio moderado debe acomodarse a la rutina personal y laboral. Llevar una vida activa otorga bienestar a cualquier edad. Nuestra propuesta es integrar lo corporal y emocional a favor de la salud como concepto global. Stress: ejercicios simples y pausas breves en la tarea cotidiana pueden hacer más llevadera la jornada laboral.
     

"La obesidad: Enfoque Psicodinámico"
Ver casos sobre el tema haciendo click aquí.

 
 

Grupos Terapéuticos

Es particularmente amplia la bibliografía acerca del uso del Grupo como instancia terapéutica de diferentes tratamientos. Dicha herramienta, se caracteriza por recrear a pequeña escala, la estructura social en la cual, en algún punto, el paciente tiene o se juega un conflicto. Permite observar los roles que éste adquiere y sus implicancias.

El espacio de transición que genera el grupo, le posibilita por ende, una reinserción social pautada, en función del trastorno que el paciente presente.
Los Grupos Terapéuticos, están orientados a diferentes psicotatologías, como ser: Trastornos relacionados con sustancias (alcohol, tabaco, cocaína, marihuana, medicamentos y cualquier otra sustancia psico-neuro-socio-tóxica), Trastornos del estado de ánimo (depresión, bipolaridad), Trastornos de ansiedad (crisis de angustia "panic attack", fobias, TOC "trastorno obsesivo-compulsivo"), Trastornos de la conducta alimentaria y Trastorno del control de los impulsos (juego patológico o ludopatía).
Los criterios de inclusión y agrupación de pacientes, estarán dados entonces, por el diagnóstico de base y sus comorbilidades, como así también la estabilidad psiquiátrica y el carácter ambulatorio de los mismos.

Adicciones - Grupos

Como parte indisoluble de la estrategia terapéutica en el tratamiento de las adicciones, Brain Center, suma a la misma el trabajo grupal de sus pacientes. La tríada estructural comprende: abordaje y seguimiento psicofarmacológico, psicoterapia individual y psicoterapia grupal. El consumo abusivo de sustancias psicoactivas, provoca, -entre otros daños- el retiro o aislamiento social del adicto, con el riesgo y deterioro que ello implica. La conformación del "grupo de pertenencia" con los otros consumidores contribuye a dicho aislamiento, viéndose, de tal modo, afectadas todas sus articulaciones interpersonales. La reinserción del paciente, luego de la etapa de Desintoxicación y durante el período de Deshabituación, debe ser paulatina, teniendo el mismo que reemplazar al grupo de toxicómanos al que pertenecía, por nuevos referentes sanos, libres de droga, tratando asimismo de recuperar aquellos vínculos dañados por su enfermedad. El Grupo terapéutico aparece entonces, como la instancia adecuada -réplica controlada- cuyo tránsito lo expone a los desafíos que enfrentará en ese sentido. Las dificultades, -problemas y frustraciones- se reactivan dentro del grupo, pero con la posibilidad de monitorear los recursos con los que cuenta para su "vuelta" a la sociedad y de descubrir y practicar otras formas de comportamiento. Al mismo tiempo nos permite establecer mejores diagnósticos y pronósticos. El proceso terapéutico incluye a la familia del paciente, en calidad de tal y también como Grupo, para su contención y asesoramiento durante todo el transcurso del tratamiento.

 
 

Departamento de Neurología y Neurocirugía
Secciones Especializadas

  • Neurovascular
     
  • Enfermedades Neurodegenerativas (Demencia, Movimientos   Anormales, Epilepsia)
     
  • Tumores y Neurooncología
     
  • Patología de Columna Vertebral y Nervios Periféricos
     
 
 

La evaluación y la rehabilitación cognitiva se enmarcan dentro del tratamiento que hemos denominado de abordaje múltiple.

Este tratamiento estará focalizado, en este caso,  específicamente en pacientes adictos a las drogas "psico-neuro-bio-socio-tóxicas", es decir, marihuana, cocaína, alcohol, etc.

Son ampliamente conocidos los estudios que demuestran el efecto que producen las drogas en el área cognitiva. Y es en este punto dónde nos centraremos: en la detección del déficit y en la rehabilitación cognitiva producto del consumo de drogas.

Si bien la rehabilitación cognitiva hace tiempo que es utilizada en otros trastornos, el trabajo cognitivo en pacientes adictos es algo que está empezando a desarrollarse. La evaluación y rehabilitación cognitiva tienen como objetivo la estimulación y rehabilitación global de las funciones cognitivas (memoria, comunicación, percepción, atención, concentración, imaginación, fluidez verbal, razonamiento y orientación témporo-espacial) es decir se focaliza en la activación cerebral.

Como consecuencia del consumo de drogas, especialmente de marihuana, aparecen déficit en la atención y concentración.  Por ejemplo, el paciente no puede mantener la atención sostenida en el tiempo, ni dirigir selectivamente la conciencia a un estímulo u objeto determinado durante un período de tiempo. También se presentan fallas en la memoria reciente.  Por ejemplo, el paciente no puede recordar fechas, promesas o reuniones.  También la memoria prospectiva se ve afectada, por ejemplo, en la capacidad de mantener el tema de una historia. En cuanto a la percepción se ve afectada por el consumo porque el paciente crea patrones e imágenes del mundo visual que no coinciden con la realidad.  Esto hace sentir al adicto como si viviera en un mundo propio.

Todas estas fallas cognitivas traen como consecuencia dificultades en el aprendizaje (principalmente en la capacidad de la fijación de conceptos), en la planificación y organización y en el rendimiento psico-motor (fallas en la estimación de la distancia y el tiempo y coordinación de los movimientos).

Como dijimos anteriormente, la atención es una de las funciones cognitivas más dañadas por el consumo de drogas.  En este sentido su rehabilitación es muy importante, ya que es el primer paso del proceso de almacenamiento de la información.  Prestar atención es una de las claves de la memoria reciente. Por ejemplo, el adicto tiene una capacidad limitada para gozar de la lectura, cine, música.  También tiene dificultades para fijar fechas, números de teléfono, etc. En esto vemos el déficit en la memoria a corto plazo.

La memoria a largo plazo: constituye el "banco" de la memoria, es el mayor componente del sistema de la memoria y su capacidad es prácticamente ilimitada. En la memoria a largo plazo encontramos información que fue aprendida recientemente, como puede ser hace unos minutos, tanto como información aprendida hace décadas. Ésta se altera en los consumidores produciendo un recuerdo pobre del pasado que lleva a dudar de su identidad.  Altera el tiempo subjetivo que se extiende hacia el futuro lo que hace que sea impaciente.

También afecta la memoria episódica y semántica: es decir que presentan dificultades para manejar situaciones nuevas y para recordar hechos del pasado y datos autobiográficos.  Además olvidan palabras y conceptos.

La memoria holística o gestalt: es la capacidad que permite crear patrones e imágenes de lo que vemos y tener un sentido correcto de la dirección.  Esta capacidad se ve dificultada con el consumo, en la creación de patrones e imágenes del mundo visual y recuerdos de las relaciones entre otros, que no coinciden con la realidad.  Por ejemplo, presentan dificultad en asociar una cara con el nombre correspondiente.

 El 1° paso para el diagnóstico es la evaluación psicológica de las funciones cognitivas, para esto hemos diseñado una batería, que consta con numerosas pruebas.