Graves consecuencias a partir del consumo de marihuana sintética. Tres muertos y más de 100 casos de hemorragias se registraron en Illinois. USA.
 
Esta casuística fue reportada por el “IDPH” (Illinois Department of Public Health), después de consumir cannabinoides apodados como: “Spice”, “K2”, ó “Fake weed”.

Dos eran jóvenes de alrededor de los 20 años y el tercer muerto fue un hombre de 40 años. Individuos que consumieron esta droga, reportaron que tosían y escupían con sangre, orinaban con sangre, les salía sangre por la nariz, presentaban encías sangrantes, y otras hemorragias internas. En muchos de estos casos detectaron que con ese consumo incorporaron “bradifacoum”, un anticoagulante letal utilizado para envenenar ratones.

Esta cifra va en aumento y preocupa seriamente a las autoridades de Illinois, razón por la cual les piden a los usuarios que no las consuman porque ignoran los componentes que tienen esas “substancias”, que generalmente las adquieren en ciertas tiendas, en estaciones de servicios, o tambe on line.

El cuadro lo denominan: “Cannabinoid hiperenesis syndrome” (CHS), o sea “Síndrome hiperhemorrágico por cannabinoides”, y reportan que darse una ducha caliente y parar de fumarla los alivia, agregando “parece un remedo mágico”, se refieren a la ducha caliente.

El “New York Times”, señala que un tercio de los 2.750.000 fumadores de marihuana en los Estados Unidos, van a experimentar este cuadro, que es prevenible.

Además refieren que en una entrevista publicada en “Live Science”, un Dr. opinó que la ducha caliente es simplemente una forma de distraer al paciente sufriente pues activa otro tipo de señal en el cerebro, que hace que disminuya el dolor. Pero finalizan diciendo: la mejor medida es dejar de fumar.