Boletín informativo
 
 
El uso de “sustancias psico-neuro-bio-genético-socio-tóxicas” durante la adolescencia está asociada con un menor volumen de ciertas áreas específicas del cerebro en los comienzos de la adultez”.
 

Este estudio que realizaron los Dres. Windle, M, Gray J.C, Lei, K.M y colaboradores, titulado en inglés: “Age sensitive associations of adolescent substance use with amygdalar ventral striatum and frontal volumes in young adulthood”, fue publicado en: “Drug and Alcohol Dependence”. 186:94-101-2018.

El Dr. Windle de Emory University y colegas de otras instituciones, pudieron verificar, utilizando resonancia magnética nuclear cerebral, en 110 jóvenes, de 25 años de edad, daños en el desarrollo cerebral, con ciertas diferencias según la edad de consume excesivo de alcohol, cigarrillos y marihuana. Por ejemplo: en menores de 29 años encontraron disminución en la substancia gris en dos áreas: la amígdala era menor en los que reportaron haber abusado entre los 12 y 15 años, en cambio los que presentaron disminución en la pars opercularis, una subregión del gyrus frontal inferior, fueron los que preferentemente abusaron entre los 16 y 18 años.

Estos daños significan que sus cerebros quedaron con menos neuronas, lo cual significa disminución en su rendimiento cognitivo.

En cambio en los fumadores de marihuana entre los 19 y 21 años, no registraron disminución en el volumen de sus cerebros.